Mapa  de nuestra Web  

  Puedes Comentar el Artículo en Twitter    Puedes Comentar el Artículo en Nuestro facebook      


Hoy 1 de Abril de 2018 es el 35º Aniversario de la Fundación de nuestro Dojo, por tal motivo nuestro Sensei Ishana Pérez ha escrito un artículo sobre los implementos aplicados a la educación en Aikido.

        Inicialmente nuestro Sensei se remite a la historia del Budo para mostrar la utilización de los implementos desde las clases superiores como eran los samuráis, hasta una de las más bajas como eran los agricultores.

        Otro aspecto que relata son los complementos de los ciudadanos normales, -como pueden ser las pipas de fumar o los abanicos-, que se convirtieron en armas letales en manos expertas.

        Seguidamente hace una lista de algunos implementos que utilizamos en nuestro Dojo como complemento a nuestra formación, detallando algunos usos de los mismos.

        Lo siguiente que aborda es: las funciones, los objetivos, la metodología, la evaluación y para terminar, realiza sus conclusiones sobre la utilización de los implementos en el entorno del Aikido.

        Según nuestras averiguaciones, no hay nada o casi nada escrito sobre esa materia enfocado hacia el Aikido. Pero seguro que hay Senseis que los utilizan, así que desde aquí les animamos a que realicen sus publicaciones informando de sus implementos, y el resultado de sus trabajos con ellos.

        El siguiente artículo es nuestra aportación al bagaje del Aikido con la intensión de mejorarlo.

        

Los Implementos como Medio para Evolucionar en Aikido

        Creo acertar que éste artículo para los más puristas del Aikido (yo me considero uno de ellos) puede ser una herejía, porque se puede entender como un atentado a su práctica, pero lo que quizás éstas personas ancladas en un pasado cercano e inamovible no entienden, es que todo tiene que evolucionar para hacerlo mejor, más sutil y más preciso. Hasta donde llega mi saber, eso ha pasado con cualquier Budo tanto antiguo como moderno.

        “El concepto de lo mejor es un resultado natural de la evolución misma. La vida tiende naturalmente a perfeccionarse.”

José Ingenieros.      

        Me considero un académico del Aikido, totalmente fiel a sus principios, pero me gusta tener una gran libertad para aportar, para mejorar e incrementar los conocimientos en la pedagogía, en la técnica o en cualquier otro campo que dignifique al Aikido, o al menos lo intento con todas mis fuerzas cada día de mi vida.

        

        Los implementos como medios para mejorar la práctica son tan antiguos como el mismo Budo, porque permitían al Bushi mejorar su rendimiento tanto en su educación, como a la hora de estar en el campo de batalla. Un ejemplo de un implemento que estaba en ciertas residencias de determinados clanes (como por ej. la Ryu Kobo de Kyushu) era la piscina, con el objetivo de aprender a nadar y luchar con armadura (Katchu gozen oyogi):

        “Sin embargo, cada escuela se concentraba en desarrollar la capacidad del bushi para emplear sus armas tradicionales mientras estaba completamente sumergido e incluía técnicas diseñadas para capacitar al guerrero para permanecer a flote durante un tiempo considerable o nadar distancias largas mientras llevaba puesta su armadura.” Oscar Ratti y Adele Westbrook, Lo secretos del Samurái.

        Por otro lado estaba el adiestramiento de aprender a nadar y luchar con su montura (Suibajutsu), reservado a los oficiales de alto rango que son los que iban a caballo, “…el diseño de la casa central de un clan, muy raramente dejaba de proporcionar espacio suficiente para un estanque profundo que estaba cerca del terreno para la equitación, o las salas para la práctica de las artes marciales, donde se podía practicar asiduamente las técnicas de la natación.” Ibídem.

        Ver en la siguiente ruta como se intenta rescatar del pasado nadar con la armadura del samurái, e incluso darle aplicación a los estilos de natación empleados por éstos para tener otros usos hoy en día:

https://youtu.be/1xFUw0DFIbk

        “Muchas escuelas se especializaron en el adiestramiento de guerreros para manejarse dentro del agua según la especial naturaleza, distancia, profundidad y fuerza de las aguas de las que se tratara. Por ejemplo, las ryu Shiden y Mukai acumularon una fuente de conocimientos referentes a las técnicas que eran útiles para dominar las fuertes corrientes de ríos. Algunos ejercicios (Sensu Morogaeshi), desarrollado por la ryu Mukai comprendía un abanico de papel que se debía mantener por encima de las aguas torrenciales, (cuidadosamente sujeto con los dedos de las manos o de los pies), mientras el guerrero iba andando por el agua, nadando o flotando.” Tsuneo Matsudaira, Sport and Physical Training in Modern Japan.

        

        Dentro de la indumentaria del Bushi también había artículos que se pueden considerar implementos convertidos en arma o en instrumentos de mando, uno de esos complemento de la armadura de los samuráis es el abanico en sus diferentes formas, como son los Tessen o el Gunbai, que según Stone, el abanico “Como un artículo del equipo militar se limita a Japón.” George Cameron Stone. Glossary of the Construction, Decoration and Use of Arms and Armor.

        Y este uso del abanico tanto marcial como militarmente está presente en muchas crónicas: “Un abanico de hierro tipo Uchiwa con el que el general señala a sus lugarteniente las órdenes de las que puede depender la suerte del día.”

        “En los dibujos sobre la batalla de Ichi no Tani (siglo XII), Kumagai no Jiro Naozane, uno de los jefes del partido de los Minamoto, es representado muchas veces haciendo señas con un abanico al joven Taira No Atsumori, (que trata de cabalgar a través de las olas hacia el barco), para que contestara y se enfrentara con él en un combate mortal. Como respuesta a este desafío, Atsumori volvió y encontró la muerte a manos de su enemigo.” Charlotte M. Salvey. Transactions and proceeding of the Japan Society.

        

        También mencionar como un implemento las pipas de fumar muy utilizada por todos los ciudadanos, un tipo de esas puede ser la pipa Kiseru, “Las pipas de fumar de todo tipo eran utilizadas como armas… Algunos edictos apuntan al hecho de que tales pipas fueran usadas en peleas, probablemente de acuerdo con las reglas técnicas del Kenjutsu y métodos similares de las artes marciales. De hecho, algunas pipas iban provistas de protectores (Tsuba) como las espadas.” Oscar Ratti y Adele Westbrook, Lo secretos del Samurái.

        Otros implementos utilizados especialmente por los agricultores eras sus aperos de labranza convertidos también en armas, se puede destacar la hoz simple (Kama) o unida a una cadena (Kusari Kama), arma letal con espacio suficiente para hacer girar la cadena con su/s peso/s en los extremos, este implemento llego a tener grandes expertos que crearon escuelas propias, como es el caso en el siglo XII de Yamada Shinryukan.

        También estaban las Tonfas y los Nunchakus, instrumentos dedicados a la molienda y la limpieza del arroz. Hay que hacer notar la evolución del implemento de la Tonfa, que muchas fuerzas y cuerpos de seguridad del estado las utilizan aún hoy en día, esto es una prueba tangible del rendimiento que se le puede sacar a un implemento desarrollando su aplicación.

        Estos dos aperos de labranza se han popularizado gracias a las distintas escuelas de Karate – Do, donde está muy integrado en su currículo técnico, y en el caso de los Nunchakus en especial, por las distintas películas de Bruce Lee. Hay que saber que ésta arma está expresamente prohibida por estar reseñada en el art. 563 del Código Penal.

        

        Por otro lado, a partir del siglo XV con la entrada del Iaido dentro de la disciplina del samurái, en su fase avanzada de desenfundar y cortar en su adiestramiento estaban presentes las manzanas y las hojas de papel entre otros implementos, que le ayudaban a perfeccionar su destreza con el sable, “Las técnicas y ejercicios de entrenamiento básicos de este arte estaban representadas por una serie de acciones y reacciones con una dificultad progresiva contra blancos tanto móviles como estáticos, sólo limitados por la imaginación de cada profesor.” Ibídem.

        En otro orden estaba el Tameshigiri o la prueba de corte con la Katana, que se realizaba con wara (paja del arroz), goza (la capa superior del tatami), bambú, chapas delgadas de acero, cadáveres o condenados a muerte.

        En los Gendai Budo o Budos modernos, y por citar un ejemplo como puede ser el Karate - Do, está la práctica del Hojo Undo o ejercicios complementarios, con sus distintos y variados implementos para mejorar su rendimiento físico - técnico.

        Esto es una muestra de que los implementos son una herramienta útil y muy eficaz para complementar la educación, el movimiento corporal, y la técnica del Arte.

        Hay que distinguir entre los implementos para artes duras y para artes blandas, dado que los objetivos y las estrategias son diferentes, e incluso, puede haber algunos comunes para ambas, lo que cambiaría es su uso y su aplicación, pero con los mismos objetivos que se han enumerado en el párrafo anterior.

        

        Después de estas pequeñas reseñas históricas sobre el implemento en la cultura del Budo, vamos a definir, ¿qué es un implemento?

        “Es un elemento que reúne una serie de características, que hacen de él una pieza educativa de gran valor, aportando aspectos tan importantes como el trabajo lúdico, la libertad de movimiento, el control del cuerpo, la mejora de la técnica o la condición física del practicante.”

Los Implementos Utilizados en el Dojo Kuubukan

        Como cada maestro tiene su librillo, voy a enumerar algunos de los implementos que llevamos utilizando desde hace décadas en nuestros Dojos Kuubukan para la mejora del estudio de los alumnos, nombrando algunos de sus usos en cada implemento:

        

Pelotas de varios tamaños, las utilizamos para ejercicios de velocidad, de contacto, para el desplazamiento, etc.

Aros de gimnasia rítmica, los utilizamos para la movilidad articular la presencia del Ateri.

Anillas pequeñas, las utilizamos para trabajos de precisión.

Bolas pesadas, las utilizamos para el relax, aumentar el Ateri o la movilidad del Koshi.

Bolas de poder, las utilizamos para el relax de los hombros, codos y muñecas.

Ver en el siguiente vídeo un uso de las Bolas de Poder:

Balones grandes de gimnasia, los utilizamos para el trabajo en pareja o en solitario, ejercitándonos en el seguimiento y contacto.

Balones medicinales, los utilizamos para el relax, el contacto, el seguimiento de ese contacto con relax y con la dificultad del peso que contiene.

Distintos tipos de Makiwaras para mano vacía, Bokken y Jo, los utilizamos para trabajar el Atemi, los distintos cortes o la aplicación de los distintos Suburis.

Cilindros para el equilibrio, o plataformas de equilibrio (Balance Station), los utilizamos para el control del equilibrio, estabilizar el Tanden o centro de gravedad. Por otro lado, el contacto de los metatarsos con el suelo.

Sacos de golpear, los utilizamos para aprender a hacer cargas con el cuerpo o los desplazamientos.

Cascos de boxeo, lo utilizamos para aprender el uso del Atemi con seguridad y precisión.

Mochilas, las usamos para mantener la verticalidad corporal y para tonificar las piernas.

Petos del tipo de los de Taekwondo, damos el mismo uso que los cascos de Boxeo.

Distintos tipos de globos, los utilizamos para el trabajo de la sensibilidad, el relax y el contacto.

El agua, la usamos para un amplio espectro de cosas: para el Kamae, el corte, la potencia, la sensibilidad…

La arena, la usamos para potenciar la ligereza, el arraigo, la potencia en las piernas.

Uso del Agua y la Arena en un Yagai Keiko.

El barro, lo usamos para el equilibrio, la perfección del Ukemi imprevisto o el arraigo.

Haz de varillas, los usamos para aumentar la sensibilidad en el contacto, el fortalecimiento de determinadas partes del cuerpo, que luego intervienen en la adherencia con los ataques, como puede ser por ej. en Yokomenuchi.

Pesos de plomo, los utilizamos como fortalecimiento corporal, control de la verticalidad o para trabajar la velocidad de reacción.

Cuerdas, tanto rígidas como elásticas, las utilizamos como fortalecimiento, movilidad de pies o potencia.

Ver en el siguiente vídeo en un Yagai Keiko trabajo con distintos implementos:

        

        Creo que con esta pequeña lista se pueden hacer una idea de la aplicación de éstos implementos. Por otro lado decir, que en la cotidianidad se puede utilizar todo lo que un alumno use, bien sea en su profesión, en su hogar, en sus aficiones, etc., el quid reside en buscarle una aplicación para un elemento concreto de la práctica, ¡así que ánimo! Y a investigar para perfeccionar.

        En menos de un siglo se ha visto un gran avance sobre los elementos clásicos para la práctica de las artes marciales, en base al descubrimiento de nuevos materiales sintéticos. Con la robótica estamos en el punto de partida para tener un Uke biónico como implemento para podernos ejercitar con él. Esto ahora nos puede hacer reír o creernos que es ciencia ficción, pero tal y como está avanzando la tecnología, eso está a la vuelta de la esquina.

        El problema que plantea en el uso de los implementos, es el espacio que se necesita en el tatami para practicar con ellos, esto en un sentido general, porque bien es verdad, que con algunos por su pequeño tamaño son fáciles de usar. Luego, por otro lado está la inversión que hay que hacer en el Dojo para tener los suficientes para todos los estudiantes, bien sea cuando se trabaja por parejas o en solitario.

        

         Funciones de los Implementos:

        Función de relación: El estudiante utiliza su cuerpo para relacionarse con los demás o consigo mismo a través del implemento, bien sea en el tatami o en la naturaleza (Yagai Keiko), pudiendo ser en parejas, en solitario o en grupo.

        Función catártica: La principal característica es la capacidad de liberar tensiones corporales y mentales, con el objetivo de ir generado un movimiento libre, potente, relajado y práctico, que luego lo trasladará a su trabajo con la Waza.

        Función anatómica - funcional: Se produce una mejora y un aumento mediante el movimiento generado con el implemento, produciendo así un desarrollo propio de la capacidad motriz, que luego le será muy rentable en su práctica – estudio del Aikido.

        Hay que destacar la toma de precauciones a fin de que en los espacios en que se realizan los ejercicios (en el tatami o en el exterior), así como los materiales utilizados, no supongan ningún peligro para el alumno, potenciando al mismo tiempo hábitos que favorezcan su cuidado, la correcta etiqueta y el mantenimiento por parte de los estudiantes. Otro aspecto clave es que ningún implemento puede crear una callosidad en ninguna parte del cuerpo del aprendiz.

         Objetivo del implemento:

        La propuesta de actividades con implementos se realizará en base a la consecución de una serie de objetivos por parte del alumno, y que es obligación del Sensei velar en su consecución por parte de los estudiantes.

        Por lo tanto:

        1.- Conocer y valorar los efectos que conlleva la práctica con los implementos, que tiene como consecución un desarrollo personal y la mejora de las condiciones de la calidad de vida, de la propia salud y del Arte del Aikido.

        2.- Conseguir un hábito adecuado, eso significa darle continuidad en un tiempo concreto programado de antemano, ésta disciplina tiene que estar basada en tener gusto por el trabajo con el implemento, que a su vez, tiene como consecuencia la evolución en el Aikido.

        3.- Planificar, controlar y valorar el realizar actividades con implementos diversos, permitiendo satisfacer las propias necesidades, de esta manera se tiene gozo con el trabajo sobre los objetivos planteados.

        4.- Aumentar las posibilidades de rendimiento de la conducta motriz a través del juego y de los ejercicios con los implementos, mejorando las capacidades físicas y técnicas del alumno.

        5.- Participar en distintos roles del trabajo con implementos, sin tener en cuenta el nivel de destreza que se haya alcanzado, fomentando actitudes respeto y de colaboración con los demás compañeros.

        6.- Valorar adecuadamente la relación entre las técnicas y los ejercicios con implementos, comprobando las influencias recíprocas en ambos.

        

         Metodología:

        “El saber es transmisible solo directamente, de persona a persona, experiencialmente.”

Alicia Fernández, autora de: La inteligencia atrapada.      

        La técnica de enseñanza para este tipo de tareas y actividades con los implementos, serán la instrucción directa y la indagación en busca de la eficacia. Los alumnos por lo general tienen un desconocimiento sobre la utilización de implementos, hay que hacerles ver la relación del implemento con el elemento del Aikido que se quiera desarrollar o potenciar.

        

        La asignación de tareas específicas es importante para alcanzar el logro, y éstas deben de tener un sentido de menor a mayor dificultad.

        Tras la realización de algunos ejercicios que son la base de cada implemento, se puede dar a los alumnos la posibilidad, de descubrir más oportunidades para progresar a través de la indagación y la experimentación, concretamente la resolución de problemas que surjan, bien al ejecutar el principio técnico como el desarrollo de la habilidad con el implemento.

        La asignación de tareas en un principio tiene que estar sujeta a unos gestos concretos y encaminados al logro de la menta que se quiera alcanzar, posteriormente, con esa base se podrá ser más flexible y sujeto a modificaciones durante la realización de las tareas propuestas en clase por parte del Sensei. De esta manera, el gesto lo irán asimilando sin darse cuenta y serán capaces de realizar tarea mucho más complejas, sin que tengan que dedicar mucho esfuerzo mental en ello, de ahí el aspecto lúdico del implemento. En la mayoría de los casos se utilizarán ejecuciones por parejas, en solitario o grupales, sobre todo en los ejercicios de familiarización con el aparato y a nivel básico.

        Todo este proceso de aprendizaje se hará de forma motivadora, con la realización de las tareas y no siendo para ellos una carga o un cúmulo de situaciones difíciles, que eso no quita que esté presente el esfuerzo. Todo ello con el aprendizaje de los contenidos propuestos, -partiendo desde la adaptación al implemento para posteriormente realizar ejecuciones más complejas-, será la gran meta a conseguir por parte del alumno que quiera perfeccionar su técnica.

         Evaluación:

        La evaluación tiene que ser continua para apuntalar la motivación; un buen momento para evaluar los resultados, es al final del tiempo programado para ver si ha integrado en su cuerpo las habilidades del implemento, -pueden ser un número de sesiones determinadas, unos días, unas semanas, unos meses, o incluso un año-, luego, eso se tiene que traslucir en la ejecución de la técnica, que tiene que estar más depurada por la intervención del implemento que la perfecciono.

        Se destacará la evaluación de procedimientos mediante una observación sistemática, sobre la realización de las tareas y los gestos técnicos de base, o la capacidad creativa a partir de los propuestos por el Sensei.

        

         Conclusión:

        “Si no cambias la dirección, puedes terminar donde has comenzado.”

Lao-Tse.      

        

        Esta sentencia de Lao Tse la tienen que tener muy cuenta los puristas retrógrados, porque se puede hacer realidad si no son capaces de tener miras más allá de su anclaje.

        "Si no estás dispuesto a aprender nadie te puede ayudar. Si estás dispuesto a aprender nadie te puede parar."

        He intentado demostrar que los implementos en el estudio y la práctica del Aikido son muy rentables, beneficiosos y productivos para la educación de los alumnos. Por otro lado, siempre han estado presentes a lo largo de la historia del Budo, con todo eso, la pregunta es, ¿cuál es la razón de no utilizarlo si van a ser beneficiosos?

Ishana Pérez.      

Aiki - Publis del mes de Abril de 2018.      

  Puedes Comentar el Artículo en Twitter    Puedes Comentar el Artículo en Nuestro facebook      

        


© 2009 Surya.   Contacto: e-mail: secretariadeldojo@yahoo.es   Telf: +34 639 187 140