Mapa  de nuestra Web   Contacto con el Sensei Ishana Pérez  
Páginas: 1, 2, 3   
La Planificación en Aikido, a través de los cuadernos técnicos

"La Planificación en Aikido, a través de los cuadernos técnicos".

 Memoria todo lo Acontecido en la Presentación.  

        

Introducción

        Este texto tiene una doble vertiente, por un lado está dirigido a los formadores, con el objetivo de colaborar en la planificación de su enseñanza; por otro, pretende ayudar al alumno en el camino de su aprendizaje, en especial, en cosas que no se ven pero deben estar presentes en cualquier educación, que va desde lo más tangible a lo menos perceptible, o si lo prefieren, desde sus cuerpos a sus mentes.

Sensei Ishana Pérez, autor del texto.
Sensei Ishana Pérez, autor del texto.

        También es el complemento a mi anterior obra, que versa sobre un método para la formación en el Arte del Aikido, pero claro, con sólo un procedimiento no vale; hay que desarrollarlo. De ahí esta planificación exhaustiva sobre la educación elemental en el Aikido, que he intentado que sea diáfana en la expresión, -aunque a veces me ha sido difícil desarrollar algunos conceptos-, ya que sólo se pueden comprender si se viven dentro del contexto del Keiko (la práctica).

        Pero aun así, siempre con el objetivo de poder facilitar los medios, mejorar el rendimiento y optimizar los resultados.

        Si queremos logros satisfactorios en nuestra enseñanza, es prioritario que seamos profesionales en nuestra dedicación a nuestros alumnos, es decir, ser personas que cuando ejercemos nuestra profesión tengamos una capacidad relevante con una total aplicación de nuestro saber.

Sensei Ishana Pérez, autor del texto.

        Es en ese caso cuando se hace imprescindible la planificación de lo que queremos transmitir.

        Ishana Pérez.

        Puedes adquirir el texto de nuestro Sensei Ishana Pérez: La Planificación en Aikido, a través de los cuadernos técnicos en nuestra tienda Online Puedes adquirir el texto de nuestro Sensei Ishana Pérez: "La Planificación en Aikido, a través de los cuadernos técnicos" en nuestra tienda Online.

        

Índice del Documento.
Introducción Introducción. Elaboración de la planificación Elaboración de la planificación. Qué es planificar Qué es planificar. Definición de planificación Definición de planificación. Fines, objetivos y metas de la planificación Fines, objetivos y metas de la planificación. Índice del texto.

        “Sin desarrollo personal no habrá forma de comprender el Tao.

        No obstante, los métodos de práctica pueden ser divididos en tres niveles. El término nivel significa grado de avance. El nivel máximo es el del mayor logro; el nivel inferior es el del logro más pequeño; el nivel medio es el logro de la sinceridad. Aunque los métodos son divididos en tres niveles de práctica, el logro es único. Lo espiritual es cultivado internamente y lo marcial externamente; la cultura física es interna y las Artes Marciales externas. Aquellos cuya práctica es satisfactoria tanto interna como externamente alcanzan el nivel más elevado del logro.

        Quienes dominan las Artes Marciales mediante el aspecto espiritual de la cultura física, y quienes dominan el aspecto espiritual de la cultura física por medio de las Artes Marciales logran el nivel medio. Sin embargo, quienes conocen sólo la cultura física pero no las Artes Marciales, o solamente las Artes Marciales sin la cultura física, alcanzan el nivel inferior”.   Subir

        Qué es planificar

        El concepto de la Divina Providencia es aplicable a la mística, pero no a las obras materiales del ser humano, máxime cuando se persigue el logro de objetivos dentro del campo del aprendizaje; cuando nos planteamos una meta a alcanzar es imperativo que entre en escena la planificación.

Qué es planificar

        Existen partidarios y teorías que promueven el espíritu y la praxis de la improvisación como herramienta de trabajo para llevar a cabo determinadas empresas; no son partidarios en absoluto que se planifique su proceso, pero como dice Alvin Toffler: “Al argüir que la planificación impone valores al futuro, los adversarios de ella olvidan el hecho de que la falta de plan produce el mismo resultado..., a menudo con peores consecuencias”.

        Es evidente que el hecho de planificar, es una proyección de una realidad teórica volcada en un futuro venidero; una vez un Mondo (pregunta – respuesta) que versaba sobre el aquí y el ahora le preguntaron a Taisen Deshimaru, “Sin embargo algunas veces es preciso pensar en los compromisos adquiridos o trazar planes para el futuro. Ante eso el contesto; cuando se tiene que pensar se piensa, se piensa aquí y ahora, se trazan planes aquí y ahora... cuando hago proyectos pienso en el futuro”.

        Indudablemente cuando planificamos, organizamos de forma secuencial y estructurada los fines, objetivos y metas a alcanzar. Eso quiere decir que hay que analizar, estudiar, ordenar y prever los medios con que se cuenta, para obtener el resultado deseado. Todo este orden se expresa de forma teórica y por anticipado, eso implica unas acciones pensadas de forma subjetiva donde previamente se han buscado, madurado y aceptado como validas.

Taisen Deshimaru Roshi.

        Es obvio para que el proceso de planificación sea completo, se tiene que someter a un plan evaluador el procedimiento y sus resultados. En palabras de Sun Tzu “El que planifica la victoria en el cuartel general, incluso antes de entablar la batalla, es el que tiene más factores estratégicos de su parte”. Por consiguiente el éxito en su plan.

        En el campo del aprendizaje para desarrollar la evolución dentro del Arte del Aikido, es primordial que el sensei coordine, busque y determine vías de acción que lleven al estudiante a concluir con éxito su proceso. Con ello se pretende establecer, ¿qué se va a hacer? ¿Cómo se va a hacer? ¿Cuándo se va a hacer? Y ¿quien lo va a hacer?

        De esta manera existe una planificación global con sus numerosos planes parciales; con esto se conduce al estudiante para establecerlo en su formación – educación de base.   Subir

Definición de planificación

Sun Tzu, el gran estatega chino.

        Definición de planificación

        La planificación sería; “generar un plan para saber a dónde ir con un procedimiento racional y organizado, previsto de ante mano, donde el margen de error sea el mínimo en los hechos y las acciones, optimizando los medios, instrumentos y recursos disponibles para el logro de un fin”.

        Como todo plan puede tener diferentes perspectivas, eso va a depender del grado de maduración y experiencia que se posea en el Arte, también va a influir lo que se pretende conseguir y en cuánto tiempo, por esa razón no existe una planificación única, sino que va en función de lo que se anhele para la formación de nuestros estudiantes.

        Pero como reza la definición de naciones unidas, “La planificación supone la elección de determinadas decisiones que es necesario tomar en el presente, con la intención explícita de orientar el futuro en la dirección deseada”.

Link con la Web oficial de la ONU

        Es primordial reflexionar sobre qué es lo que se va a hacer y cómo, para luego explicitarlo por escrito y llevarlo a la acción, que es el campo de pruebas donde vamos a ver si la proyección que se hizo de futuro en su momento, es un hecho del presente.

Asedio a una fortaleza.

        Planificar la enseñanza que se quiere transmitir, quiere decir por lo anteriormente mencionado; qué elementos se quieren enseñar; en cuantos bloques (kyus) se quieren dividir esa enseñanza; cuánto tiempo se establece para el estudio y la maduración técnica de cada estadio; cuál va a ser el nivel de exigencia en cada uno, de qué se compone cada kyu.

        Me refiero cuantos elementos básicos, cuantas técnicas, cuantos ataques por kuy, y cuál es la proporción de la ascendencia de esos elementos en los kyus superiores; qué criterios se van a seguir para la programación; cómo se van a dividir las sesiones; qué normas se van ha establecer para los controles; cuáles son las bases para la evaluación final y, cuáles van ha ser los sistema de control y evaluación, y por último, determinar cómo se va a efectuar el reciclaje de la propia planificación, como proyección para futuras ediciones.

        Esto en cuanto a la enseñanza, también hay que tener en cuenta los medios, el tatami, disponibilidad de este en cuanto a horarios y uso del mismo.

        Medios complementarios son todos aquellos recursos que se pueden utilizar en un momento dado como ayuda para el estudio, que puede ir desde asistir a un seminario fuera del entorno normal para aumentar la motivación, como programar sesiones de preparación física de fondo para aumentar el rendimiento, etc., los instrumentos, el principal es el propio cuerpo, hay que cuidar la inteligente aplicación de las cargas, la salud, también el material a utilizar, armas, keikogis, etc., los recursos que pueden ir desde la disponibilidad de tiempo para el estudio, hasta la propia economía; la posibilidad de utilizar otras instalaciones o servicios, ya sean hidromasaje, o masajes destinados a mejorar el cuerpo para su rentabilidad, piscinas, yakusi, alimentación, servicios médicos etc.; las posibilidades dentro de los hechos, acciones, medios, instrumentos y recursos son infinitas, van en función del perfil del estudiante, situación, evolución, progreso, etc. es un campo ilimitado para aplicar la cura gusta en el momento gusto.   Subir

Fines, objetivos y metas de la planificación
        Fines, objetivos y metas de la planificación

        La utilización de esta terminología puede variar de un entorno de programación a otro, lo que quiero decir, es que en un ámbito militar los conceptos de fines, objetivos y metas, lo más probable que difieran del empresarial; se le pueden dar connotaciones distintas en cuanto a la semántica, o cuando se desarrollan en un determinado ámbito, aunque no dejan de expresar una sucesión de hechos y acciones que se planificaron para la obtención de un logro, y muchas veces lo que es un fin para unos, para otros es un objetivo, pero lo realmente importante “...es que exista una claridad de contenidos y de secuencialización de acciones y que ambos queden perfectamente claros, entendidos y sobre todo aceptados por quienes colaboran en el”.

Fines, objetivos y metas de la planificación

        Incluso dentro de nuestro propio universo marcial, representa conceptos distintos para cada formador, ya que siempre es en base a la subjetividad del mismo, su compresión del término esta determinada por la naturaleza de la estructura su enseñanza.

        Dentro de la estructura planteada en mi anterior obra (ver en MFAA, anexo 2), entiendo por fines, objetivos y metas lo siguiente:

        Los fines.- Representa la razón final, el ideal buscado, este tiene una relación directa con las necesidades, es el estado que se persigue, este queda satisfecho cuando se ha completado el proceso. Esto representa el Periodo Plurianual (PP) el ciclo marcial, que es donde se ha establecido la formación de base y están englobados lo seis kyus.

        Los objetivos.- Son los logros intermedios de la planificación global, que componen las distintas piezas para completar la composición final del mosaico, que es el fin. En este caso son los distintos Macrociclos (MA), el año de estudio de que se compone cada kuy, y que va en un sentido progresivo de la evolución.

        Las metas.- Conducen a aspectos concretos y específicos dentro de la formación, introducen elementos tangibles a conquistar e integrar, en un determinado espacio de tiempo del aprendizaje. Eso esta representado por los Mesociclos (ME), -los trimestres-, en donde tiene que haber resultados positivos y satisfactorios sin la necesidad de que este presente el examen final.

        Es importante ser cautos a la hora de expresar lo fines, objetivos y metas, ya que deben de estar expresados en términos específicos y totalmente transparentes para no inducir a errores o malos entendidos, de ello depende el tener una buena orientación en la búsqueda de lo que se desea, porque de lo contrario, estaremos andando hacia un horizonte que puede ser un espejismo, o una realidad producto de nuestra imaginación, más que del rigor que exige el afianzarse en una formación que tiene un triple crecimiento: físico, mental y espiritual.

        Como comenta Thomas Cleary cuando traduce a Sun Tzu “La desorientación, la desatención , la ineficacia, la falta de unidad, el autoengaño, la falta de previsión, son todos ellos problemas esenciales que socavan el éxito de un esfuerzo colectivo”. Dentro de los objetivos y metas es importante ser conscientes ¿qué es lo que se espera después de lograrlo? ¿Cuál es la aspiración de la búsqueda? Su consecución y continuidad porque “Con frecuencia, no sólo se expresa incorrecta o deficientemente los propósitos para los que se planifica, sino que se confunden éstos con las acciones realizadas durante el proceso”. Es muy común ver gente que trabaja duro para evolucionar, pero no saben a dónde van, tienen mucha actividad pero son incongruentes con sus fines, objetivos y las metas.

        Digamos que para que no se de esa circunstancia desfavorable es importante la figura del que dirige, coordina y observa la acción con una perspectiva de lejanía, que en este caso es la figura del sensei encargado de la formación, ya que el estudiante esta inmerso dentro del proceso y la mayoría de las veces carece de esa visión de cierta distancia. Por otro lado el sensei tiene que hacer un ejercicio de abstracción, para ver con claridad la evolución que esta realizando su alumno y que se ejecuta en los distintos pasos dentro de lo planificado.

        Cuando se formulan los deseos e intenciones en el proceso planificador, -en el plan de acciones que se tienen que llevar a cabo-, es necesario que se ajuste a las siguientes consideraciones:

        • Debe de ser realista y ejecutable.

        Todo proceso planificador tiene que servir a una causa útil de evolución, tanto personal, social, como marcial, de ahí que se ajuste a una realidad tangible y rica en su ejecución, tanto de lo que se ve, (todos los elementos técnicos del Aikido) como lo que no se ve, (los aspectos internos del Arte).

Cicerón en una exposición en el Senado Romano.

        • Su exposición tiene que ser diáfana.

        “Comenzaré mi exposición siguiendo la regla que, según creo, debería seguirse siempre cuando se discute un tema si se quiere evitar caer en la confusión; esto es, que si se está de acuerdo en la terminología, se debe explicar primero su significado”. Si el estudiante no comprende claramente qué es lo que tiene que hacer, cómo lo tiene que hacer y en cuánto tiempo, difícilmente lo va ha realizar, andará perdido en un mundo creado por otro/s donde él no participa ni se implica. El alumno tiene que enterarse y entender la globalidad de la empresa que va a acometer, según Sun Tzu “El camino significa inducir al pueblo a que tenga el mismo objetivo que sus dirigentes...”. Para que se de ese estado de unidad entre el nivel de exigencia que se plantea en un dojo, el sensei que lo dirige y los estudiantes que se forman en el, los fines, objetivos y metas tienen que ser expresados de forma transparente, para que todos empujen en la misma dirección, dentro de sus capacidades, conocimientos y desarrollo personal de cada uno.

        • Se debe de comunicar los objetivos y las metas claramente a los estudiantes para que se sientan partícipes del proceso a realizar.

        La clave para hacer participes a los que van a realizar la empresa que se quiere llevar a cabo es la comunicación.- En la cual se tiene que explicar en qué consiste el proceso y cómo se va a realizar.

        Inicialmente el papel predominante es por parte del sensei, pero durante el proceso, tiene que haber una dinámica de fit bak, que tiene que tener su interrelación en los controles; ya que estos no solo se deben de limitar a constatar el nivel de progreso que ha hecho el estudiante técnicamente, sino también, ver como se desarrolla el proceso dentro de su individualidad como practicante, por esa razón se deben de articular medios y formas dentro de la planificación – programación para realizarla. Para ello hay que tener en cuenta:

        Los propósitos.- Dentro de los propósitos se tienen que contemplar varios aspectos: las materias a tratar, es decir, las partes en que se divide la enseñanza – kyus; el nivel de exigencia en cada estadio; lo que se quiere desarrollar en cada uno de ellos.

        En definitiva, concretar las aspiraciones que se pretende, por su puesto que esto es responsabilidad del formador bajo su subjetividad. Por parte del alumno, el ánimo y la intención de someterse al método con el objeto de alcanzar el objetivo planteado, por lo tanto, la voluntad de seguir una conducta determinada para alcanzar lo anhelado.

        Las circunstancias.- Cuando se comienza el procedimiento puede haber una determinada coyuntura, por esa razón, es imperativo para arrancar que el estudiante regule su vida, pero el mundo no es estable, por lo tanto hay que tener muy en cuenta que circunstancias pueden cambiar y hay que saber adaptarse a ellas sin caer del proceso.

        Las expectativas.- Siempre que se comienza algo tenemos la perspectiva de conseguir lo que se ha planteado, o lo que nos hemos ilusionado en conquistar como un fin, pero como se dijo antes y ahora aplicado a nivel personal, en vez de a nivel colectivo, hay que tener cuidado con:

        La desorientación, la desatención, la ineficacia, la falta de unidad, el autoengaño, la falta de previsión y también añadimos, los obstáculos para la practica.

        • Tiene que expresarse explícitamente y sin ambigüedad.

        La claridad tiene que manifestarse en tres dimensiones, la escrita, esta se presta siempre a ser más concreta, ya que hay que ordenar las ideas, los conocimientos y los elementos de lo que se quiere enseñar a la hora de transcribirlos, siempre es más tangible. La oral en esta se tiende ha ser muy expansivo y poco concreto, -hay que tener cuidado con eso-.

        La de la acción, me refiero a cuando se muestra el Kihon. Tenemos que ser muy rigurosos y no pecar de falta o de exceso, y siempre ser concretos, justos y diáfanos.

        • Tiene que ser coherente con lo que se pretenda conseguir dentro de la formación básica.

        El navegante aspira a adentrarse y conquistar nuevos horizontes que desconoce; orienta su nave trazando su rumbo, pero tiene que ser consciente de su autonomía, de sus conocimientos, de su capacidad de adaptación a las circunstancias cambiantes, porque si no se tiene en cuenta todos esos factores, no se es coherente con la empresa que va a acometer.

        El formador tiene que formular y proponer al estudiante, una empresa acorde con los logros que se pretendan alcanzar, y siempre dentro de una prespectiva a corto, medio y largo plazo, dentro de estos, sistemas de control y evaluación de los resultados obtenidos de la planeación hecha. En nuestro caso, a corto plazo son las metas que se establecen en los distintos ME; el medio plazo, los distintos MA, es decir, la superación de cada kyu; y a largo plazo, el PP que es todo el bloque de kyus que representa la formación básica y por lo tanto, los conocimientos necesarios e indispensables para posteriormente, ahondar y profundizar en el Arte en los grados de Dan.   Subir

        A continuación les facilitamos el índice de los apartados del libro, para que sepan de lo que consta cada capítulo por si deciden comprarlo.

Introducción.

Capítulo 1º. Elaboración de la planificación.

1.1 Qué es planificar.

1.2 Definición de planificación.

1.3 Fines, objetivos y metas de la planificación.

1.4 Enfoque de la planificación.

1.5 Tipos de planificación.

1.6 Niveles de planificación.

1.7 Planificación integrada.

1.8 El proceso planificador.

1.8.1 Análisis o visión general.

1.8.2 Las etapas.

1.8.3 Desarrollo continuo y discontinuo.

1.9 Protocolos de actuación.

1.10 Niveles de desarrollo.

1.10.1 Diagnostico.

1.10.2 Determinación de prioridades.

1.10.3 Establecimiento de una metodología.

1.10.4 La ejecución.

1.10.5 El control y la evaluación.

1.11 Condiciones básicas que se tienen que dar en la planificación.

Capítulo 2º Aplicación practica del proceso planificador para la formación en Aikido.

2.1 Análisis.

2.2 Definición de objetivos.

2.3 Racionalización de las estructuras intermedias.

2.4 Medios que complementan el estudio – práctica.

2.5 Distribución de las cargas en el estudio.

2.6 Realización del plan de estudios.

2.7 Organización de las distintas partes de la estructura.

2.7.1 La sesión de estudios.

2.7.2 Organización de la sesión.

2.7.3 Los microciclos.

2.7.4 Los mesociclos.

2.7.5 Los macrociclos.

2.7.6 Periodo plurianual.

Capítulo 3º. La planificación técnica para el estudio de los grados de kyus.

3.1 Protocolo de actuación para 6º kyu.

3.2 La estructura interna para realizar el trabajo de Waza.

3.3 Tipos de técnicas.

3.4 Objetivos para cada kyu.

3.5 Planificación técnica para el estudio de los grados de kyus.

3.5.1 Sexto kyu.

3.5.2 Quinto kyu.

3.5.3 Cuarto kyu.

3.5.4 Tercer kyu.

3.5.5 Segundo kyu.

3.5.6 Primer kyu.

Subir

...................
Páginas: 1, 2, 3  
© 2009 Surya.   Contacto: e-mail: secretariadeldojo@yahoo.es   Telf: + 34 639 187 140